DEFORESTACIÓN EN AMERICA LATINA ES "PARTICULARMENTE GRAVE"

deforestation_ecoahead1A este paso Venezuela sera un desierto en 40 años. En Argentina en los ultimos cinco años, la tala arraso con 1,3 millon de hectareas. Colombia tiene una de las cinco mayores tasas de deforestacion de bosque humedo tropical en el mundo.

La deforestación tropical, no sólo por la pérdida del bosque propiamente tal, sino además por los efectos de deterioro de los suelos, la recarga de acuíferos y la regulación del ciclo del agua, la biodiversidad, el cambio climático, entre otros tantos, es uno de los problemas ambientales que más afectan a América Latina. 

Se calcula que en los últimos 30 años se han talado en América Latina cerca de 2 millones de kilómetros cuadrados de bosques, es decir, una superficie superior a la del territorio mexicano, al ser superior a los 50 mil km2 por año la tasa actual de deforestación es "particularmente grave", el hecho de que la población más expuesta a los impactos del cambio global en la región de América Latina y Caribe es la que se asienta en la zona caribeña, en particular la que habita en pequeños estados insulares.

El crecimiento urbano, la amenaza a la biodiversidad y los ecosistemas, la degradación de las costas y la vulnerabilidad de la región ante los fenómenos naturales, son los cuatro grandes problemas que afectan la región.

Poner más atención a los impactos del cambio climático, más énfasis en la vulnerabilidad y prevención de desastres y mayor educación de la población con relación a la protección del medio ambiente, pueden ayudar a disminuir estos problemas.

deforestacinLas selvas tropicales de la tierra, localizadas en su mayoría en América del Sur y Central y el Sudeste asiático, sufren a diario la tala indiscriminada de sus árboles, muchos de ellos centenarios. Cada minuto que pasa queda arrasada una superficie de selva equivalente a la de un campo de fútbol.

En Argentina un dato ilustra mejor que nada la magnitud del problema: en los últimos cinco años, la tala arrasó con 1,3 millón de hectáreas en el país, según la Unidad de Monitoreo del Sistema de Evaluación Forestal de la Dirección de Bosques, a partir de la lectura de fotos satelitales que aporta la Comisión Nacional de Actividades Espaciales, lo que provoca pérdida de diversidad biológica a nivel genético, poblacional y ecosistémico. 

Colombia tiene una de las cinco mayores tasas de deforestación de bosque húmedo tropical en el mundo. A partir de 1991 el cultivo de coca se ha convertido en una de las principales causas de deforestación debido a la demanda externa de cocaína y la contracción de las áreas dedicadas al cultivo de la coca en otros países (en particular Perú). La superficie cocalera colombiana pasó de 37.500 hás a principios de 1991 a más de 100.000 hás. en 1999. De las 120.000 hectáreas existentes en el país actualmente se calcula que el 90% se encuentra en la Amazonía, concentrado básicamente en los departamentos de Putumayo, Caquetá y Guaviare.

caobaEn Bolivia, se aprobó la protección de dos bosques tropicales cercanos a la frontera con Brasil, en el departamento de Santa Cruz, para evitar el riesgo de desaparición de la mara (Caoba americana). La mara está amenazada de desaparición en este país y si continúa el ritmo del corte actual, en diez años la especie no existirá comercialmente. 

En Venezuela, ante la actitud impasible del gobierno, la destrucción de bosques continúa en forma alarmante. Durante el período 1990-1995 los bosques venezolanos continuaron cayendo a la alarmante tasa de 503,000 hectáreas por año, es decir, una hectárea por minuto. A este paso, Venezuela será un desierto en 40 años. Una de las consecuencias de la deforestación en Venezuela es la escasez de agua que hoy afecta a una buena parte de la población del país, tanto para consumo doméstico como para irrigación de tierras agrícolas o la producción de energía eléctrica. La escasez más pronunciada se reporta en la altamente poblada zona costera central, incluyendo a las ciudades de Caracas y los centros industriales de Valencia y Maracay, una región con más de la mitad de los habitantes del país.

Greenpeace prevé que Brasil no conseguirá reducir la tasa de deforestación amazónica en 2008, o “aumentará levemente en relación al período 2006-2007”, mientras el gobierno brasileño lucha para contener el aumento de la deforestación de la Amazonía, pulmón verde del planeta que entre agosto y diciembre últimos sufrió la devastación de 7.000 km2.

El panorama del futuro no se presenta muy alentador.


 
 

 

 Web Creativa Ltda        Centro de investigación en ecosistemas y cambio global   Calle 51A # 72-23 Interior 601, Teléfono (57) (4) 230 08 76.
diseño de paginas webDiseño de paginas web
Web Creativa Ltda.